7 consejos para no hacer compras impulsivas en navidad

0

Compras impulsivasHay una gran diferencia entre comprar algo que se quiere y se necesita a algo que se quiere pero no se necesita.

Un comprador impulsivo es aquella persona que quiere comprarse el celular de última generación si o sí, por ejemplo, no le importa endeudarse y salirse de su presupuesto, “y esta actitud aplica tanto para quien se gana el salario mínimo como para quien se gana 10 millones mensuales”, comenta Leonardo Aja, sicólogo experto en dependencias.

Esta época navideña que se acerca es muy propicia para que los compradores impulsivos se gasten más de lo que tienen y queden tan endeudados a fin de año que el presupuesto de 2016 no les alcance.

El primer paso es tener claro que las necesidades “son aquellos gastos que son indispensables para vivir y no son negociables”, como confirma Asobancaria. En cambio que los deseos “son aquellos gastos que cambian con los gustos y las actividades de cada persona, que no son necesarios para vivir y que pueden postergarse para hacer un uso adecuado y no impulsivo de nuestros recursos”.

Antes de entregar los consejos para que no haga compras impulsivas en época navideña y se arrepienta después, los expertos advierten que es importante entender la diferencia entre el comprador impulsivo y el compulsivo, “el impulso tiene como protagonista base el consumismo”, advierte Aja y añade, “y es muy diferente a un comprador compulsivo quien no es motivado por el consumismo al comprar sino que tiene motivaciones de carácter emocional, son personas que tienen pérdidas, no saben asimilarlas, se desfogan en comprar cosas que jamás van a usar en cualquier época del año y por cualquier situación emocional que se le sale de las manos. Esto es más serio porque son personas que tienen una sicopatología comprometida como por ejemplo el trastorno bipolar que en su fase maniaca hace que el individuo salga con su tarjeta de crédito y haga desastres, por ejemplo”.

En las compras impulsivas pueden caer la gran mayoría de los ciudadanos y en cualquier momento de la vida mientras que en las compras compulsivas son un tema más selectivo, no todos lo hacen y cuando se descubre esta patología deben ponerse en manos de un profesional de la salud mental “para que les ayuden a parar con este tren”, concluye Aja.

Tenga en cuenta además que las estrategias de mercadeo estimulan la compra impulsiva en la que la mayoría podríamos caer al hacer compras que podían esperar.

Para no caer en esa trampa esta navidad tenga en cuenta estos consejos.

1. Hacer un presupuesto: “Una vez se tiene un presupuesto establecido hay claridad sobre los ingresos y los egresos o gastos que componen la estructura de nuestros recursos. Con esa información como base se puede saber el monto del dinero que tenemos disponible para hacer los gastos extras de la época navideña y si contamos con ese dinero o no”.

2. Comprar con lista en mano: “es lo más efectivo a la hora de tener un presupuesto preciso y ahorra dolores de cabeza futuros”.

3. Nunca ir de compras sin haber desayunado ni almorzado: “parece una tontería pero funciona, cuando se va a mercar con hambre, siempre mete dos o tres cosas más en la canasta que no estaban en el presupuesto”.

4. No dejarse convencer por los vendedores: “todos los almacenes tienen vendedorespreparados para hacerlo comprar, ese es su trabajo. Sea firme y claro en lo que necesita”.

5. Sepa exactamente los precios de lo que va a comprar: “cuando la gente va a comprar algo, conociendo lo que vale es menos factible que actúe de manera impulsiva”.

6. Tenga ubicados los sitios a donde va a comprar lo que necesita: “eso sirve sobre todo para evitar los antojos tan comunes en está época navideña cargada de mensajes publicitarios”.

7. Cuestiónese: “antes de comprar algo, si no lo tenía planeado, hágase la pregunta si eso que va a comprar es algo que usted quiere o necesita?, si la respuesta es que lo quiere pero se sale de su presupuesto está a tiempo de no comprarlo, si la respuesta es la segunda puede comprarlo tranquilamente, en esto hay que ser muy cuidadosos porque la gente se autoengaña y ve que metió la pata cuando ya llegó a la casa y se gastó el dinero”.

FUENTE: www.elcolombiano.com

Comentarios están cerrados.