Asociaciones apuestan por acabar con el tabú del suicidio para evitar muertes

0

La prevención y la detección precoz son clave para atajar una conducta que se cobra la vida de unas 130 personas al año en Málaga

Acabar con el tabú y los falsos mitos que rodean al suicidio es prioritario para atajar un problema de salud pública que se cobra la vida de más de 650 personas en Andalucía al año, de las que unas 130 pertenecen a la provincia de Málaga. Con motivo de la celebración hoy el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, asociaciones de pacientes y familiares han reclamado más medios que permitan hacer frente a una cuestión de gran magnitud social.

Según los últimos datos oficiales del Observatorio del Suicidio en España, en 2018 fallecieron por esta causa en nuestro país 3.539 personas (2.619 hombres y 920 mujeres). De esas muertes, 653 se produjeron en Andalucía (505 hombres y 148 mujeres). A ese respecto, la Federación Andaluza de Familiares y Personas con Problemas de Salud Mental (Feafes) recuerda que España registra de media 10 suicidios diarios (un caso cada 2,5 horas). Sin embargo, se cree que estos datos son la punta del iceberg, teniendo en cuenta que entre el 20 y el 30 por ciento de los decesos por ese motivo no se contabilizan como tal, entre otras cuestiones, por el estigma social. Además, se estima que por cada suicidio consumado hay 20 personas que repiten la conducta, «por lo que invertir en prevención es esencial para combatirlo». En ese contexto, Feafes hace un llamamiento a todos los grupos políticos para que den prioridad a la elaboración de un Plan Nacional para la Prevención del Suicidio.

Reclaman que se apruebe un plan nacional para la prevención del suicidio y que se ofrezca más apoyo psicológico

La psicóloga Berta Moreno Küstner, profesora titular de la Facultad de Psicología y Logopedia de la Universidad Málaga, aseguró que los comportamientos suicidas no disminuyen, sino que van en aumento. Esta experta es la autora principal de dos artículos difundidos en publicaciones internacional que han sido recogidos en la revista ‘The Conversation’. En esos trabajos se pone de relieve que en algún momento de sus vidas, el 20 por ciento de los europeos ha tenido deseos de muerte, al nueve por ciento le ha rondado por la cabeza alguna idea suicida, un dos por ciento ha elaborado un plan para intentar suicidarse y el tres por ciento lo ha intentado. La profesora Moreno Küstner señaló que las mujeres, las personas deprimidas y quienes sufren adversidades presentan más comportamientos suicidas.

Esta experta indicó que entre los factores clínicos que predisponen a las conductas suicidas destacan los antecedentes familiares de trastorno mental, la depresión mayor, la ansiedad, el estrés y el consumo de tabaco o drogas. «El suicidio era antes un tema tabú, pero ahora hay que darle visibilidad para poder afrontarlo con más garantías», dijo esta profesora de Psicología. Berta Moreno significó que el 75 por ciento de los suicidas son hombres, pero los intentos de quitarse la vida son más frecuentes entre las mujeres.

La presidenta de Asociación de Bipolares de Andalucía Oriental, Myriam García, alertó de que este trastorno mental es el que tiene un índice mayor de suicidios consumados y de intentos. «Este es un problema muy serio que se lleva muchas vidas por delante. Por eso, hay que prestarle más atención a través de un plan de prevención nacional que todavía no existe», recalcó Myriam García. A su juicio, hay que poner fin al tabú que envuelve al suicidio y apostar por estrategias de prevención y por el apoyo psicológico y familiar.

El SAS formará a profesionales sanitarios para frenar comportamientos suicidas

El Servicio Andaluz de Salud SAS formará a profesionales sanitarios en la prevención del suicidio, en colaboración con la Escuela Andaluza de Salud Pública, según se dice en un comunicado difundido con motivo de la celebración hoy del Día Mundial de la Prevención del Suicidio. En total, se formarán a 25 alumnos en el próximo semestre. Esta nueva edición se suma a dos actividades anteriores en las que participaron 54 profesionales: 35 especialistas en psiquiatría, 12 en psicología clínica y siete enfermeros de todas las unidades de salud mental de Andalucía.

La formación de los profesionales es uno de los elementos clave para la prevención del suicidio y constituye una de las líneas estratégicas de la Consejería de Salud y Familias. Esta labor preventiva requiere estrategias integradoras que abarquen el trabajo a nivel individual, de sistemas y comunitario. El SAS indica que la investigación sugiere que los esfuerzos de prevención del suicidio serán mucho más efectivos si abarcan diversos niveles e incorporan múltiples intervenciones.

En ese sentido, la Consejería de Salud y Familias viene desarrollando estrategias de prevención para abordar este problema, que incluyen acciones por parte de los distintos sectores implicados: el sector sanitario, servicios sociales, ámbito educativo, laboral y medios de comunicación, entre otros.

En cuanto a las intervenciones con personas en riesgo de suicidio, destaca la App MasCaminos, desarrollada por la unidad de gestión clínica de salud mental del Hospital Regional de Málaga (antiguo Carlos Haya ) e impulsada por el Instituto de Investigación Biomédica de Málaga (Ibima). La aplicación se puede descargar en: (www.mascaminos.org/). MasCaminos es una herramienta de intervención específica en salud mental que ofrece un sistema proactivo enfocado en la prevención del suicidio a través de una red organizada de contactos profesionales y familiares.

FUENTE: www.diariosur.es

Comentarios están cerrados.