Diferencias en la incidencia de intentos de suicidio entre trastorno bipolar I y II y el trastorno depresivo mayor

0

psiquiatra-2-e1315906376679

FUENTE: bipolardisorders.com

 

(resumen) 16 Octubre

Resumen

Está poco claro si el riesgo de intentos de suicidio (SAs) difiere entre los pacientes con trastorno bipolar (BD) y los pacientes con trastorno depresivo mayor (MDD). Hemos investigado si las diferencias de riesgo acumulado se deben a diferencias en el tiempo pasado en los estados de alto riesgo, la incidencia por unidad de tiempo en estados de alto riesgo, o ambos. Las tasas de incidencia para SAs durante varias fases de la enfermedad, en base a los gráficos de vida futura, se compararon entre los pacientes del Estudio Bipolar Jorvi (n = 176; 18 meses) y el Estudio de Depresión Vantaa (n = 249; cinco años). Los factores de riesgo y sus interacciones con el diagnóstico se investigaron con modelos de riesgos proporcionales de Cox.

A los 18 meses, el 19,9% de los pacientes con BD frente al 9,5% de los pacientes con MDD había intentado suicidarse. Sin embargo, los pacientes con BD gastaron  4,6% de las veces en episodios mixtos, y más tiempo en los episodios depresivos mayores (MDEs) (35% versus 21%, respectivamente) y en la depresión subumbral (39% versus 31%, respectivamente) que aquellos con MDD. En comparación con la remisión completa, las tasas de incidencia combinada de SAs eran 5-, 25, y 65 veces en depresión subumbral, MDEs y estados mixtos BD, respectivamente. Entre las cohortes, la incidencia de los intentos de suicidio no fue diferente durante los estados de síntomas comparables. En los modelos de Cox, el riesgo fue elevado durante MDEs y la depresión subumbral, y entre los pacientes con SAs anteriores, pacientes femeninas, aquellos con escaso apoyo social y aquellos de edad <40 años, pero no estaba relacionado con el diagnóstico de BD.

Las conclusiones nos indican mayor incidencia acumulada observada de SAs entre los pacientes con BD que entre aquellos con MDD y se debe principalmente a que los pacientes con BD pasan más tiempo en fases de enfermedad de alto riesgo. Las fases mixtas del BD contribuyen a las diferencias que implican una incidencia muy alta, pero de corta duración. La disminución del tiempo empleado en las fases de alto riesgo es crucial para la prevención.

Comentarios están cerrados.