El agujero de la salud mental pública en Málaga: 50 psicólogos para más de 40.000 pacientes

79
El agujero de la salud mental pública en Málaga: 50 psicólogos para más de 40.000 pacientes

El número de nuevos pacientes aumenta en un 25% respecto a 2020, mientras que el Servicio Andaluz de Salud cuenta con medio centenar de profesionales de la psicología y 101 psiquiatras en la provincia.

La percepción de que los problemas de salud mental están cada vez más presentes tiene su correspondencia con la realidad de los centros hospitalarios malagueños. Solo en el primer trimestre de 2021, el número total de pacientes en áreas de salud mental en la provincia fue de 42.687 personas, entre los que se incluyen un aumento del 25% en la cantidad de pacientes nuevos respecto a los mismos meses en 2020.

La cifra de consultas totales -incluyendo pacientes nuevos y seguimientos- en ese primer trimestre en Málaga ha crecido una media de 15% respecto al mismo periodo del año anterior; mientras que el número de hospitalizaciones también ha aumentado: un 23% en el Hospital Clínico, por ejemplo.

El aumento ha supuesto una auténtica avalancha coincidiendo con el año de pandemia, ante cuyas consecuencias en la salud mental se han tenido que enfrentar un escueto ejército malagueño de 50 psicólogos y 101 psiquiatras.

Los datos, facilitados por la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía a EL ESPAÑOL de Málaga, resultan desproporcionados entre el número de psicólogos, psiquiatras y pacientes. La media resulta en que cada profesional habría tenido que ocuparse de unas 283 personas en los primeros tres meses, un ratio que dificulta el seguimiento personalizado en una disciplina en la que la implicación del psicólogo o psiquiatra hacia cada paciente es clave.

El aumento en el número de personas que han solicitado ayuda a la red de salud mental pública sitúa a los profesionales en el límite y ralentiza las listas de espera para las próximas consultas, lo que lleva a muchos de los pacientes a apostar por la vía de la salud privada para poder tener un tratamiento más seguido. No es una opción que puedan permitirse todos los bolsillos: el precio medio de una consulta privada suele estar por encima de los 50 euros por sesión.

El resultado: en torno a 3 psicólogos y 6 psiquiatras en la salud pública por cada 100.000 habitantes, que luchan ahogados para intentar evitar que la salud mental no sea un lujo en la provincia de Málaga.

FUENTE: www.elespanol.com