Los ciclos rápidos como característica del trastorno bipolar y de la migraña comórbida

0
  • Autor/es: K. Gordon-Smitha; L. Fortya; C. Chan (et al.)
  • Título en inglés: Rapid cycling as a feature of bipolar disorder and comorbid migraine
  • Fuente: Journal of Affective Disorders
  • Referencia: Volumen 175, número , página(s)
  • Fecha: Abril 2015
migranaAntecedentes: Investigaciones anteriores han sugerido que el perfil clínico de los individuos con trastorno bipolar (TB) es diferente de acuerdo a la presencia o ausencia de la migraña comórbida. El objetivo fue determinar las características clínicas que diferencian a los individuos con TB con y sin migraña comórbida en una muestra del Reino Unido grande y representativa, clínicamente bien caracterizada.

Métodos: Se comparó el tiempo de vida de las características clínicas de 1.488 individuos con TB (TB-I n = 1120, TB-II n = 368) con y sin migraña comórbida (n = 375 vs. n = 1.113, respectivamente).

Resultados: Las personas con TB y migraña comórbida tenían un conjunto distintivo de características clínicas vitales. Un modelo multivariado consistente con estudios previos mostró que hubo más mujeres que hombres con migraña comórbida (OR = 2,099, p = 0,005) y que éstas tuvieron ataques de pánico comórbido (OR = 1,842, p = 0,004) con mayor probabilidad. Un nuevo hallazgo fue que, incluso después de controlar otras diferencias, las personas con TB y migraña comórbida eran más propensas a tener un curso de enfermedad con ciclos rápidos (OR = 1,888, p = 0,002).

Limitaciones: La presencia de la migraña fue evaluado mediante medidas de auto-informe. El diseño de estudio transversal limita las investigaciones sobre asociaciones bidireccionales entre migraña y trastorno bipolar.

Conclusiones: La migraña comórbida en el TB puede representar un subtipo más homogéneo de TB con un curso de ciclo rápido inestable. La identificación de personas con TB y migraña comórbida puede ser de utilidad en un entorno clínico, pudiendo ser este subgrupo el objetivo de futuros estudios etiológicos.

FUENTE: Psiquiatria.com

Comentarios están cerrados.