Los patrones del comportamiento asociados con el trastorno bipolar se pueden identificar con precisión a través de smartphones

0

SmartphonesLos avances tecnológicos en telefonía móvil van mucho más allá del ámbito de la comunicación humana. Su capacidad para monitorizar cualquier ámbito de la vida y el estado del paciente, la comunicación constante con un médico y el desarrollo de aplicaciones específicas están suponiendo una completa revolución en la medicina, en la rapidez de diagnóstico y efectividad de los tratamientos. El Centro para las Investigaciones y la Experimentación de Telecomunicaciones para Comunidades en Red (CREATE-NET), en Trento (Italia), ha dado recientemente un paso significativo hacia ese objetivo

El doctor Venet Osmani, del CREATE-NET, ha descubierto que los patrones del comportamiento asociados con el trastorno bipolar se pueden identificar con precisión a través de estos dispositivos. De esta forma, el patrón de la hiperactividad se puede medir con un acelerómetro y un dispositivo de GPS, así como identificar si el paciente habla de forma acelerada a través de la monitorización del análisis del habla y del posible aumento de las conversaciones telefónica. Cuando el paciente se encuentra en su etapa depresiva, los niveles de todos estos comportamientos cambian, se reducen, y eso también aparece reflejado en el “smartphone”.

Para comprobar la efectividad de este método, Osmani realizó un estudio científico, Smartphones in Mental Health: Detecting Depressive and Manic Episodes, en el que proporcionó estos teléfonos a 12 pacientes diagnosticados con trastorno bipolar y monitorizó su actividad durante 12 semanas. Durante ese tiempo, los pacientes visitaron la clínica cada tres semanas para comprobar y contrastar su estado de la enfermedad con los métodos tradicionales.

Los datos de actividad y de ubicación del paciente indicaban su estado anímico y permitían predecir de forma muy precisa cómo iba a cambiar su estado de ánimo en el 94% de las veces. Este hecho, junto con el análisis de las llamadas telefónicas, aumentó el éxito de las predicciones superando incluso el 97% de fiabilidad. “Casi todos los cambios se detectaron sin apenas falsas alarmas”, concluye Osmanien el estudio y recalca que “uno de los aspectos más importantes de este trabajo es la posibilidad de detección temprana de los cambios del estado del paciente con una alta precisión, facilitando una intervención en un tiempo adecuado y dando paso así a mejores resultados del tratamiento”.

“Casi todos los cambios se detectaron sin apenas falsas alarmas”, concluye Osmanien el estudio y recalca que “uno de los aspectos más importantes de este trabajo es la posibilidad de detección temprana de los cambios del estado del paciente con una alta precisión, facilitando una intervención en un tiempo adecuado y dando paso así a mejores resultados del tratamiento”. Pero aunque el estudio ha arrojado grandes esperanzas, tan solo ha monitorizado 12 pacientes en 12 semanas, por lo que el investigador tiene planes de realizar más estudios y un trabajo de seguimiento planificado a estos pacientes.

FUENTE: www.psiquiatria.com

Comentarios están cerrados.