Personas con enfermed mental ampliamente cualificadas

0

PEMAC-1024x576

Sin lugar a dudas quien más sabe de enfermedad mental o, mejor dicho de salud mental, son las personas que la padecen.

Hoy por hoy las mayores cifras de desempleo la tienen las personas con discapacidad y dentro de la discapacidad las personas con enfermedad mental. Se habla de baja cualificación, de falta de motivación, tal vez de malas experiencias laborales…pero las cifras están ahí y deberíamos hacer algo para cambiarlas. Porque este es un problema de todos.

Este sábado, 28 de marzo,  en el programa ‘Escaleras de la dependencia‘ de Libertad FM  se ha podido escuchar a personas que a pesar de tener una alta cualificación siguen sin encontrar trabajo. Personas que creen que no se les da la oportunidad de demostrar lo que son capaces de hacer, por el simple hecho de tener un diagnostico de enfermedad mental.

“Soy muchas cosas y además bipolar, me considero ante todo persona”, explicaba durante el programa Pilar, que acude cada día a un Centro de Rehabilitación Laboral en Madrid de la Fundación Manantial. “Me ayudan a crecer”, asegura. Pero también va a clases de baile flamenco y de arte. Ninguno de sus compañeros sabe nada de su patología. No se atreve a decirlo por miedo a que la traten de forma diferente. “ Para mí el baile ha sido todo un descubrimiento, me hace sentir bien, me transforma, ¡ojala lo hubiese conocido antes!”, explica.

Pilar es Graduada en Magisterio de Ingles. Para ella “es una de las carreras más bonitas” porque permite  “trabajar con niños enseñándoles un idioma”. “Nunca me he rendido ni en mis peores momentos”, añade. Explica que en su CRL hay otras 18 personas con estudios superiores.

Para Teresa los estudios son una forma de centrarse cuando peor esta. “La memoria del Máster la hice en pleno brote psicótico”, comenta.  Teresa no está de acuerdo en que las personas con Esquizofrenia tengan afectados los factores cognitivos. Licenciada  en Historia del Arte, un año de Erasmus en Berlín, Máster de Español como lengua extranjera… sirven para avalar esta afirmación. Ha trabajado de monitora de Ocio y Tiempo libre combinándolo con los estudios, que le ayudan a centrarse y organizarse. “Son mi mejor terapia cuando estoy mal”. Teresa tiene un Trastorno Bipolar y un Trastorno Limite de la Personalidad (TLP) y vive en la Residencia San Miguel, perteneciente a las Hermanas Hospitalarias.

Para Esther, otra de las partivcipantes en el programa, el momento más duro es cuando te das cuenta que algo no va bien, pero aun así, “es mejor saberlo pronto”. “Creo que hay mucha gente sin diagnosticar, pero cuando ya se te rompe el camino, tú misma te das cuenta de que algo no va bien y necesitas ayuda”, detalla. Ha estudiado Audiovisuales e interpretación. “Disfruto mucho, me encanta, más que actriz me considero creativa”. Tiene un TLP y Trastorno de la atención por Hiperactividad (TDA), que se lo han diagnosticado ya de adulta y también reside en la Residencia San Miguel.

Para Fernando, Ingeniero Técnico Aeronáutico, y ex Capitán del ejército, por oposición, cree que el sentirse quemado en el ejercito pudo ayudar a que apareciese su enfermedad  “..mi problema ha sido la adaptación al medio y a la vida castrense, iba como ingeniero más que como militar…quería cumplir mis objetivos profesionales y personales y chocaba con los mandos…  las expectativas que yo tenía no se cumplían..”

Paco, abandonó sus estudios de Derecho cuando tan solo le faltaban 5 asignaturas para terminar, “…me dio un ataque de angustia, sientes que todo se acaba, que te vas a morir… sabes que algo te pasa, en mi caso un trastorno Esquizoafentivo”.

Actualmente no le preocupa si tiene que acabar la carrera o no, tiene otro proyecto de vida. Ambos están recibiendo apoyo psicosocial en el Hospital de Día Lajman.

Pedro Reina es un artista, su primer brote le sucedió estando en la mili. “Cada uno tenemos una serie de fallas y carencias y formamos parte de lo que se llama el consciente colectivo que compartimos todos…cada persona es una historia” nos cuenta y mantiene contactos habituales con compañeros con problemas de salud mental en la Asociación AFAEP.

Pedro lleva 24 años trabajando, desde el 93 ha descubierto un nuevo talento que es la pintura, con numerosas exposiciones a sus espaldas y un libro que lleva por título   “el libro del buen humor” de Pedro Reina Piedrabuena, se siente orgulloso, para él la enfermedad no ha sido un obstáculo para llegar a dónde esta.

Aurora Ruiz es periodista, educadora infantil y además cantante, su potente y cálida voz es capaz de llegar a todo el que la escucha, guapa, sensible le encantaría que alguien le diese una oportunidad “ he tenido que leer mucho para saber lo que me pasaba, para entenderlo y para aceptarlo..”, Primero le diagnosticaron un TLP y ahotra un Trastorno Bipolar “… cuando empezaba a aceptar el diagnostico, me dicen que es otro”. Le entra mucha impotencia cuando lee titulares en la prensa en los que ponen por delante la posible enfermedad mental como causa de algún problema, “…no saben el daño que nos están haciendo..una persona con enfermedad mental antes se hace daño a si misma que a los demás..”. También como los compañeros anteriores asiste periodicamente a recibir apoyo psicológico, Aurora a la asociación AMAI-TLP .

Vidal ha estado 5 años en la Legión en misiones especiales hasta que le diagnosticaron primero una Psicosis Obsesiva y después una Agorafobia, “…se que no puedo trabajar de lo que estaba trabajando, pero también estoy seguro de que hay muchos trabajos que yo podría hacer, no me puedo imaginar con la edad que tengo no volver a trabajar nunca más..”. Vidal no esta incluido en ninguna entidad dedicada al apoyo de personas con alguna enfermedad mental, pero recibe apoyo psicológico de uno de los psiquiatras más prestigiosos de Madrid, Néstor Szerman.

Son solo unos ejemplos de miles de personas sobradamente preparadas. ¿Hablamos de falta de capacidades o de falta de oportunidades?

FUENTE: www.politicalocal.es

Comentarios están cerrados.