Prevalencia y características clínicas de pacientes con trastorno bipolar y consumo de alcohol

0
  • Autores: F.M. Vallejo Auñón; Paula Ormaetxe Gil.
  • Fuente: Revista de Patología Dual
  • Referencia: volumen3, número 3, página(s) COMUNICACIONES POSTER (pag 47)

Objetivos: Analizar la prevalencia y las diferencias clínicas entre pacientes con trastorno bipolar I y II que consumen de forma indebida alcohol y aquellos pacientes con trastorno bipolar que no consumen.

Material y Método: Se trata de un estudio trasversal descriptivo retrospectivo. Se entrevistaron 3470 pacientes con trastorno bipolar I-II como primer diagnóstico. La muestra se recogió a lo largo del Reino Unido entre 2006-2012 como parte de un estudio genético llevado a cabo por BDRN (Bipolar Disorder Research Network). Se obtuvieron informes sobre 30 variables clínicas y sociodemográficas, comparándose posteriormente estos datos entre aquellos pacientes que consumían alcohol por encima >22UI/semana en mujeres y >28UI/semana en hombres (uso indebido de alcohol, UIA; alcohol misuse, AM) y aquellos que no lo hacían.

Resultados: La prevalencia del TB+UIA fue del 46%, siendo el porcentaje mayor en hombres (p<0.001), TBII (p<0.001) con una menor edad de inicio de síntomas (p<0.001). Éstos presentaron más recaídas tanto maniacas como depresivas al año (p<0.001) con mejor funcionalidad durante el peor episodio maniaco p<0.001. Se obtuvo un mayor porcentaje de trastorno de pánico asociado (p<0.001), antecedentes de intentos de suicidio (p<0.001), y una mayor proporción de consumo de cannabis, tabaco y otras drogas no especificadas (p<0.001). Los pacientes que no consumían alcohol presentaban mayor proporción de síntomas psicóticos (p<0.001) y un mayor porcentaje de ingresos en salud mental (p<0.001). Se obtuvo una mejor puntuación GAS durante el peor episodio maniaco para pacientes no consumidores (p<0.001), no así en la puntuación GAS durante el peor episodio depresivo (p=0.13). Se analizaron las muestras TB1 y TB2 por separado. En pacientes TB1+UIA no hubo diferencia estadísticamente significativa en la proporción de síntomas psicóticos (p=0.37) pero se mantuvo una mayor proporción de ingresos en Salud Mental en aquellos TB1-UIA (p<0.001). En TB2+UIA no hubo diferencia estadísticamente significativa en la proporción de síntomas psicóticos (p=0.36), manteniéndose igualmente una mayor proporción de ingresos en Salud Mental en aquéllos que no consumían TB2-UIA (p<0.001).

Conclusión: Los resultados obtenidos, siguen la línea de estudios previos en los que es muy llamativa la prevalencia del uso indebido de alcohol entre pacientes con trastorno bipolar. La práctica totalidad de las variables analizadas fueron peores en aquellos que consumían alcohol con diferencias estadísticamente significativas. Resulta paradójico que a pesar de la mayor gravedad clínica en los pacientes duales, éstos presenten menor proporción de ingresos en Salud Mental. Podríamos pensar que los síntomas psicóticos al ser más frecuentes en los pacientes no consumidores influirían en la proporción de ingresos, pero al analizar TB1 y TB2 por separado esta diferencia no es significativa, manteniéndose la proporción de ingreso en Salud Mental mayor en los no consumidores. Este hecho podría explicarse por un acceso a la salud mental más difícil para pacientes en los que se daban las 2 circunstancias: TB y “uso indebido de alcohol”.

FUENTE: www.psiquiatria.com

Comentarios están cerrados.