Tanto la depresión como el trastorno bipolar podrían ser factores de riesgo cardiovascular en la adolescencia

0

estado-de-aminoLa Asociación Americana del Corazón ha presentado recomendaciones para considerar la depresión y el trastorno bipolar como factores de riesgo moderado para enfermedades cardiovasculares, basadas en un grupo de estudios científicos recientes incluyendo aquellos que informaron de eventos cardiovasculares tales como infartos y muertes entre gente joven. La AHA lo ha publicado en Circulations.

“Los jóvenes con trastornos del estado de ánimo no son reconocidos ampliamente aun como grupo de elevado riesgo de enfermedad coronaria. Esperamos que estas guías estimulen la acción de pacientes, familias y proveedores de cuidados para reducir el riesgo de enfermedad cardiovascular entre estos jóvenes”, ha dicho Benjamin I. Goldstein, autor principal de la declaración y psiquiatra de niños y adolescentes en el Centro de Ciencias de la Salud de Sunnybrook y la Universidad de Toronto, en Canadá.

ALTERACIONES FÍSICAS POR TRASTORNOS DEL ÁNIMO

La depresión mayor es la primera causa de incapacidad entre adolescentes, el trastorno bipolar es la cuarta causa, y ambas representan los trastornos del estado de ánimo más comunes.

Tras la investigación publicada los autores encontraron que los adolescentes con depresión mayor o trastorno bipolar tenían, probablemente, más factores de riesgo de enfermedad cardiovascular, incluyendo hipertensión arterial, hipercolesterolemia, obesidad, diabetes tipo 2 y endurecimiento de las arterias, que otros adolescentes. Además, estos también presentaban más probabilidades de comportamientos insanos como el abuso de drogas, fumar y el sedentarismo.

Tampoco las medicaciones explican completamente el aumento del riesgo pero se ha observado, en estudios previos, que adolescentes que toman ciertas medicaciones para el estado de ánimo pueden tener aumento de peso, de la tensión arterial, del colesterol y de la glucemia.

Basado en estos hallazgos, los autores advierten de que la depresión mayor y el trastorno bipolar son un factor de riesgo moderado de enfermedad cardiovascular en adolescentes.

ESTRATEGIA PARA EL FUTURO

“Trastornos del estado de ánimo son a menudo de por vida, y controlar el riesgo cardiovascular temprano es tremendamente importante si queremos tener éxito en asegurar que la próxima generación de jóvenes tenga mejores resultados cardiovasculares”, dijo Goldstein. “Estos trastornos indican un aumento del riesgo de cardiopatía que requiere un aumento de la vigilancia y acción en la fase más pronta posible”.

FUENTE: www.correofarmaceutico.com

Comentarios están cerrados.