Tasas de suicidio crecientes: ¿un rol mal reconocido de internet?

0
  • Autores: Elias Aboujaoude.
  • Fuente: World Psychiatry (Ed Esp)
  • Referencia: volumen14, número 3, página(s) 226-227

De acuerdo con datos recientes de Centers for Disease Control and Prevention, la tasa de suicidio ajustada con respecto a la edad se incrementó un 24% en Estados Unidos entre 1999 y 2014, luego de un periodo de disminución constante entre 1986 y 19991 . El incremento, cuyo ritmo aumentó después de 2006, ocurrió en hombres, mujeres y todo el rango de edad de 10 a 74 años, pero fue más acentuado en mujeres de 10 a 14 años y en hombres de 45 a 64 años.

Se han propuesto varias explicaciones en la amplia cobertura que recibieron los datos: el cuadro de advertencia emitido por la Food and Drug Administration en 2004 que vinculaba a los antidepresivos con la tendencia suicida; la edad creciente de la pubertad; la cobertura inadecuada de salud; los factores estresantes relacionados con la Gran Recesión; la tasa creciente de divorcio y el mayor empleo de heroína y drogas opioides.

Otro posible factor que ha contribuido ha recibido mucha menos atención: la internet, que dominó el periodo cubierto por los datos, puede haber desempeñado un papel facilitador. La internet se ha convertido en la primera parada de muchos individuos que contemplan el suicidio. Allí, los sitios pro-suicidio contribuyen con más de 11% a los resultados de la búsqueda relacionada con suicidio, de acuerdo con un estudio2.

Independientemente de que respalden la libertad para cometer suicidio de todas las personas o que se enfoquen en “muerte con dignidad” para la persona con una enfermedad terminal, los sitios pro-suicidio a menudo transmiten información sobre cómo cometer suicidio con éxito. Lo hacen “perfeccionando” medios bien conocidos que emplean componentes fácilmente procurables, o introducen nuevos métodos oscuros, que antes de la edad de los buscadores habrían precisado un conocimiento muy especializado y acceso (por ejemplo, suicidio mediante la inhalación de helio o éter, extracción e ingestión de nicotina, ingestión de cantidades excesivas de agua).

Más allá del aspecto informativo, la actitud positiva de algunos sitios hacia el suicidio puede atraer a los sufridores solitarios desesperados que están en contacto con individuos que piensan de manera similar. Un efecto puede ser transformar la planeación suicida desde una opción solitaria ampliamente vista como patológica en una experiencia compartida, normalizada por una comunidad de apoyo que fomenta la conducta. Algunos ejemplos extremos son los pactos de suicidio en internet, los suicidios en grupos y los suicidios “en vivo”, en los que la muerte se transmite como un espectáculo a una audiencia incitada.

FUENTE: www.psiquiatria.com

Comentarios están cerrados.