Vacunar a lo largo de toda la vida cambiaría el curso de hasta 26 patologías

56

Un grupo multidisciplinar de profesionales se reúne en el VII Seminario Pfizer-ANIS, previo a la Semana Mundial de la Inmunización, para hacer hincapié en la importancia de usar las vacunas, un recurso “infrautilizado” que permitiría tener una mejor calidad de vida

La vacunación continuada y administrada desde el inicio de la vida y hasta la última etapa de esta lograría vivir más y mejor. Así lo han vuelto a reafirmar este miércoles un grupo multidisciplinar de profesionales reunidos con motivo del VII Seminario para periodistas organizado por Pfizer y la Asociación Nacional de Informadores de la Salud (ANIS) en Madrid.

Este mensaje precede a otros que se irán difundiendo a lo largo de la Semana Mundial de la Inmunización, que se celebrará del 24 al 30 de abril. En este caso, el foco ha estado sobre la inmunización a madres gestantes, a bebés lactantes y en la importancia de incluir a mayores de 80 años en esta ecuación. Se calcula que cada año se evitan alrededor de cuatro millones de muertes por la vacunación infantil.

Aunque hay evidencia también sobre las predicciones, como las que indican que millón y medio de muertes adicionales se podrían evitar si se mejorasen las coberturas de vacunación o los 50 millones de fallecimientos que se pueden prevenir mediante la inmunización en el periodo 2021-2030, las vacunas siguen copando la mayor parte de los bulos. O al menos así se desprende de un trabajo realizado en 2021 por el Instituto Salud Sin Bulos con Doctoralia y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Se calcula que cada año se evitan alrededor de cuatro millones de muertes por la vacunación infantil

La médico de familia y responsable del Grupo de Vacunas de SEMG y miembro del grupo NeumoExpertos, Dra. Isabel Jimeno, ha subrayado durante el seminario la importancia de la atención primaria a la hora de “recomendar la prevención”, en especial la de pacientes crónicos, un grupo que ya advierten desde la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) supondrá una carga importante de los sistemas sanitarios, debido principalmente por el envejecimiento poblacional que se produce en las sociedades occidentales.

En todo el mundo, hay 20 vacunas disponibles para ayudar a proteger frente a 26 enfermedades o patógenos específicos, como ha recordado José Chaves, director Médico de Pfizer España. Ha incidido en que la biofarmacéutica “sigue investigando” en nuevas dosis para inmunizar frente a nuevas patologías. Según ha expresado, están inmersos en “una nueva era de innovación para la prevención de enfermedades, con un enfoque especial en la investigación y el desarrollo de vacunas para poblaciones especiales, como las maternas y neonatales”.

No obstante, y sumado a la vacunación activa, el profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) de Madrid y miembro del grupo NeumoExpertos, Ángel Gil, ha destacado la importancia de aumentar los esfuerzos y recursos en prevención terciaria (con la incorporación al Sistema Nacional de Salud, SNS, de fisioterapeutas o podólogos, por ejemplo) y, aunque poco conocida, enfatizar la cuaternaria.

La prevención cuaternaria se centra en el paciente pluripatológico, polimedicado, con comorbilidades o multimorbilidades, como los mayores de 80 años, y tiene por objetivo mejorar su calidad de vida

Esta se centra en el paciente pluripatológico, polimedicado, con comorbilidades o multimorbilidades y que tiene por objetivo, ha explicado, mejorar la calidad de vida de los pacientes mayores de 80 años. No consiste solo en vivir más, sino en “vivir bien”. De igual manera, se prevé que la generación nacida en 2015 ronde una esperanza de vida de 100 años. Por tanto, hacer esfuerzos en integrar en los calendarios vacunales a edades de más de 80 años es, para el Prof. Gil, clave. Y también para aquellas personas que estén institucionalizadas.

Si es importante vacunar, para Maite Hernández, directora de Comunicación de Pfizer, lo es igualmente combatir la desinformación al respecto. A su lado, Graziella Almendral, presidenta de ANIS, ha reivindicado el papel de los periodistas de salud para que las vacunas lleguen a quienes las necesitan. La asociación se ha adherido hace una semana a la Alianza internacional contra la desinformación en salud para aunar esfuerzos globales frente a esta lacra.

Infecciones respiratorias, tercera causa de muerte

Las infecciones respiratorias continúan siendo la tercera causa de fallecimiento en nuestro país, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). De ahí que la llegada de nuevas opciones vacunales aparecidas durante esta última campaña invernal haya sido motivo de celebración para los profesionales, en especial los pediatras. Como ha indicado la Dra. María Garcés Sánchez, pediatra en Centro de Salud Nazaret (Valencia) y miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (CAV-AEP), han supuesto una disminución media de los ingresos hospitalarios de en torno al 80%. En la actualidad, en España se puede proteger al lactante frente a cuatro enfermedades de tipo respiratorio como son Covid, gripe, tosferina y virus respiratorio sincitial (VRS). Este último conocido por provocar el “drama” de la bronquiolitis, como lo ha calificado.

VI Seminario Pfizer ANIS inmunización

Un hito a destacar también es el de la vacunación en madres gestantes, cuyos beneficios ha citado la Dra. Carmen Pingarrón, jefa del servicio de Ginecología del Hospital Quirónsalud San José de Madrid. Al transmitirse a través de la placenta al bebé, los anticuerpos integrados acompañan en el nacimiento y primeros meses de la vida. “Si a través de la vacuna nacen protegidos, tenemos un gran paso dado”, ha resumido.

No obstante, ha lamentado que estas dosis de inmunización sean todavía “un recurso infrautilizado”, por lo que hace falta “potenciar toda la información científica y que los periodistas lo transmitan”. La reciente vacuna presentada por la biofarmacéutica, Abrysvo®, es la única en la actualidad que protege tanto a mayores de 60 años como a lactantes. Se ha diseñado para proteger de hasta 20 serotipos distintos, lo que permite obtener una “cobertura mayor”.

FUENTE: https://isanidad.com