Viven entre 20 y 30 años menos pacientes psiquiátricos

0

viven-entre-20-y-30-anos-menos-pacientes-psiquiatricos

Las personas con esquizofrenia, trastorno bipolar y demencia, mueren entre 10 y 15 años antes de lo que indica la esperanza de vida en países desarrollados. En naciones en vías de desarrollo existe el doble de mortalidad prematura, aseguró María Elena Medina Mora. (Foto: Emiliano Cassani)

La mortalidad en los enfermos mentales graves está subestimada. Enfermedades infecciosas, tabaquismo y suicidio se encuentran entre las causas no contabilizadas.

La mortalidad prematura de los enfermos mentales graves no se reporta en las estadísticas de mortalidad en los países desarrollados y en vías de desarrollo, informó María Elena Medina Mora, directora general del Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz”.

“Las personas con esquizofrenia, trastorno bipolar y demencia, entre otros, mueren entre 10 y 15 años antes del promedio de esperanza de vida en países desarrollados. En naciones que son consideradas en vías de desarrollo existe el doble de mortalidad prematura”, dijo Medina Mora, quien es representante de los científicos del Sistema Nacional de Investigadores en la mesa directiva del Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

De acuerdo con las mediciones del Fondo Monetario Internacional, hasta 2010, México era considerado un país con un desarrollo intermedio; si bien su economía no alcanzaba el estatus de los países desarrollados, sí estaba por delante de otras naciones intermedias. Sin embargo, nuestro país ya no será calificado con estos criterios porque el Banco Mundial anunció que eliminará de sus informes, documentación y análisis,  los términos de país desarrollado y en vías de desarrollo.

Existe una subestimación de la mortalidad en los enfermos mentales graves, ya que los estudios realizados indican que los trastornos mentales son responsables del 32 por ciento de todos los días vividos sin salud, y solo 1.4 por ciento por mortalidad prematura, por lo que Medina Mora explicó en su conferencia por qué esos números son contradictorios y en muchos casos erróneos.

“La mortalidad por suicidio no se contabiliza como mortalidad asociada con enfermedad mental. La forma en la que viven los enfermos mentales graves, hace que mueran básicamente de enfermedades infecciosas o de enfermedades prevenibles, fallecen por tabaquismo (sobre todo las personas de esquizofrenia fuman muchísimo porque la nicotina es muy atractiva para ellas), también hay abuso de alcohol y drogas, problemas de sedentarismo y mala nutrición, y por otra parte, la gran comorbilidad con otras condiciones crónicas. La dificultad de reportar sus problemas hace que no sean atendidos de forma adecuada y esto es lo que explica que mueran muchos años antes de lo que se esperaría.

“Cuando se combina la enfermedad mental grave, con los trastornos por abuso de sustancias, el riesgo estimado de morir va a ser significativamente superior salvo en el caso de la mariguana, se puede ver que se tiene muy frecuentemente esta comorbilidad en México,  especialmente con el tabaco”, dijo la especialista en factores psicosociales relacionados con las adicciones y con la salud mental.

Durante la conferencia, “La comorbilidad en psiquiatría es la regla y no la excepción”, que se llevó acabo en la Academia Nacional de Medicina de México, Medina Mora, integrante El Colegio Nacional, explicó que cuando los enfermos mentales viven en situación de calle, las probabilidades de morir prematuramente son más altas que los pacientes que no están en esa condición.

“En nuestro país se tiene el problema de que gran parte de las muertes prematuras se dan por infecciones dentro de hospitales, que tienen condiciones similares con las que cuentan muchas instituciones de tercer nivel en México, en donde hay una gran cantidad de pacientes abandonados en hospitales que no tienen los recursos suficientes para atenderlos”.

La integrante de la Junta de Gobierno de la Universidad Nacional Autónoma de México, concluyó que es necesario financiar un programa de desinstitucionalización de estas antiguas instalacionespreparar la salida del paciente con anticipación, desde el inicio del internamientofortalecer los programas de rehabilitación en los hospitales para pacientes agudos y crónicos, y establecer hospitales de día, villas de transición, casas de medio camino y hogares protegidos.

FUENTE: http://elheraldodesaltillo.mx

Comentarios están cerrados.