El enfoque del nuevo Comisionado de salud mental del Ministerio levanta ampollas entre los psiquiatras

190

La Sociedad Española de Psiquiatría y Salud Mental junto a otras sociedades proyectan un comunicado, y aseguran que «entender que todo depende de los factores sociales no mejora la atención a las personas con trastorno mental»

La presentación hace solo una semana del Comisionado de Salud Mental del Ministerio de Sanidad, y las líneas de actuación que planea llevar a cabo su directora, Belén Rodríguez, ha generado enfado entre psiquiatras y en la propia Sociedad Española de Psiquiatría y Salud Mental (SEPSM), que ya proyecta hacer un comunicado con otras sociedades científicas de psiquiatría para puntualizar “qué es la salud mental y que entender que todo depende de los factores sociales no mejora la atención a las personas con trastorno mental”.

Dra. Díaz Marsá: “No podemos poner todo el acento en los determinantes sociales porque no sería real”

Tanto la ministra de Sanidad como la directora del nuevo Comisionado presentaron el enfoque que marcará las líneas de trabajo en salud mental y que se centra en los determinantes sociales de la salud como causa clave de este tipo de trastornos, los graves y los más habituales, como ansiedad o depresión.

“Allí se dijeron cosas que son terribles para las personas que tienen un trastorno mental”, afirma la Dra. Marina Díaz Marsá, vicepresidenta de la SEPSM“hay evidencias de hace años de que en los trastornos mentales influyen factores biológicos y genéticos, factores personales y sociales. No podemos poner todo el acento en los determinantes sociales porque no sería real”.

Una reflexión que comparte el Dr. Víctor Pérez Solá, director del Instituto de Neuropsiquiatría y Adicciones del Hospital del Mar de Barcelona, que cree que “esta simplificación ofende y que la haga la persona encargada por el Ministerio para mejorar la salud mental nos asusta”.

dr-perez-sola-psiquiatra

Dr. Pérez Solá: “Esta simplificación ofende y que la haga la persona encargada por el Ministerio para mejorar la salud mental nos asusta“

En la misma línea se ha pronunciado el Dr. Celso Arango, director del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón y jefe del Servicio de Psiquiatría Infantil y Juvenil de este centro. “Es un reduccionismo que ya hemos vivido hace 70 años. La comisionada dijo que en su tercera semana de residencia ya se dio cuenta de que es lo social lo que explica los trastornos de salud mental, cuando los que llevamos 30 años en esto no lo vemos nada claro por su complejidad y los múltiples factores que intervienen: determinantes biológicos, psíquicos, sociales e incluso culturales”, señala a iSanidad.

El especialista cita una revisión publicada en Nature, que muestra que los determinantes genéticos “son más importantes que los sociales en el autismo, la esquizofrenia y el trastorno bipolar”, mientras que los sociales influyen más que los genéticos en diferentes tipos de cáncer, diabetes, artritis reumatoide y accidentes cerebrovasculares. “Hoy detectamos el 40% del autismo mediante test genético”, añade el médico.

De igual forma, en algunos otros trastornos es lo social lo que más influye. “El trastorno por estrés postraumático, que es muy grave, tiene un claro desencadenante social y necesita un tratamiento muy intensivo que requiere psicoterapia y fármacos”, explica el Dr. Pérez Solá.

Dr. Arango: “Que se esté diciendo delante de la ministra de Sanidad que tomar psicofármacos acorta el tiempo de vida, y que eso se aplauda, es muy peligroso”

Psicofármacos

Los psiquiatras destacan que uno de los mensajes más “graves y peligrosos” que escucharon tiene que ver con los fármacos que se utilizan para los trastornos de salud mental. Se refieren a la intervención de Silvia García, formadora y asesora en salud mental y discapacidad, y también paciente, que en el acto del Ministerio afirmó que “los tratamientos farmacológicos a largo plazo matan” y que las personas “medicadas y con diagnóstico psiquiátrico” tienen “20 años menos de media de vida”.

dra-diaz-marsa-psiquiatra-sociedad-española-psiquiatria

“Esto es absolutamente falso y contrario a la realidad científica”, afirma el Dr. Arango, “a la realidad de que las personas con trastorno mental grave viven menos de media, le añade que es por estar medicadas. Que se esté diciendo delante de la ministra de Sanidad que tomar psicofármacos acorta el tiempo de vida, y que eso se aplauda, es muy peligroso. Si la gente realmente lo escuchara, tendríamos al día siguiente las urgencias de los hospitales llenas de personas que han recaído porque han dejado la medicación”, advierte.

Dra. Díaz Marsá: “Está comprobado que las personas con esquizofrenia con un tratamiento adecuado aumentan su esperanza y calidad de vida”

Para la vicepresidenta de la SEPSM esta afirmación “es una irresponsabilidad”, y considera un error “sacar la psiquiatría de la medicina y hablar de ella como una ciencia social”. “Está comprobado que las personas con esquizofrenia con un tratamiento adecuado aumentan su esperanza y calidad de vida. Sonos médicos y, como el resto de compañeros de otras especialidades tratamos a los pacientes desde la evidencia científica, desde la experiencia, la humanidad y la intención de paliar el sufrimiento de quienes sufren trastorno mental”, explica.

Ambos especialistas ven con buenos ojos el proyecto de guía de deprescripción que anunció la ministra de Sanidad, pero señalan que este problema es común a los medicamentos que se prescriben para otras dolencias. “Todo lo que sea reducir y eliminar fármacos que no son eficaces y causan más efectos secundarios que beneficios es fenomenal, pero es llamativo que no hagan una guía de deprescripción de fármacos en general. El 90% de las benzodiacepinas y antidepresivos se prescriben en atención primaria. ¿El mensaje es que los médicos de primaria no prescriben bien estos fármacos y sí el resto?”, argumenta el director del Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Gregorio Marañón.

Dra. Díaz Marsá: “La mayoría de las contenciones mecánicas no se hacen en psiquiatría, se hacen en medicina interna o en psicogeriatría”

celso_arango

Terapias y prácticas en psiquiatría

Tanto Silvia García como la directora del Comisionado de Salud Mental señalaron la contención mecánica como una práctica que vulnera los derechos del paciente y que está normalizada en urgencias y psiquiatría. También se nombró la terapia electroconvulsiva. Este es otro de los aspectos que ha generado mayor malestar entre los psiquiatras.

El Dr. Arango, que preside la Comisión de la Especialidad en el Ministerio de Sanidad, hace hincapié en que “las competencias publicadas en el BOE hace solo dos años determinan que todo residente de psiquiatría debe saber utilizar y aplicar la terapia electroconvulsiva, son competencias publicadas por el propio Ministerio de Sanidad.

Dr. Arango: “Las competencias publicadas por Sanidad en el BOE determina que todo residente de psiquiatría debe saber utilizar y aplicar la terapia electroconvulsiva”

“Por desgracia, la enfermedad mental altera la conducta, el pensamiento y las emociones y hace que, en un momento dado, la persona no tenga libertad para elegir sus conductas que, en ocasiones, pueden ser autolesivas y heteroagresivas. Solo en esos casos, y cuando no hay otra manera de contención, de manera muy protocolizada y avisando al juez, se puede proceder a la contención involuntaria”, afirma la vicepresidenta de SEPSM refiriéndose a la contención mecánica, “de hecho, es muy relevante que la mayoría de estas contenciones no se hacen en psiquiatría, se hacen en medicina interna o en psicogeriatría, en situaciones de estados confusionales”, añade.

Tanto el Dr. Arango como la representante de la SEPSM señalan su preocupación ante un Comisionado de Salud Mental que pone el acento en medidas no sanitarias para la salud mental y señalan que “habría que aumentar el número de profesionales psiquiatras y psicólogos clínicos para disminuir las listas de espera y mejorar la atención desde el punto de vista psicoterapéutico”, puntualiza la Dra. Díaz. “Que se den soluciones a la inequidad, al acceso a la vivienda o al paro me parece fenomenal, pero que sea la prioridad para Sanidad…entonces, ¿quién habla aquí de las personas con trastorno mental grave que vemos todos los días en las consultas?”, concluye Arango.

FUENTE: https://isanidad.com