Las conductas suicidas no son irremediables. Acudir a un especialista puede evitar gran parte de las muertes

0

depresion2En España se producen al año unas 4.000 muertes por suicidio, datos que superan a las muertes por accidente de tráfico. Si lo ponemos en el contexto de que por cada suicidio hay entre 15 y 25 intentos, se estima que en España hay unos 100.000 intentos de suicidio al año” explica Enrique Vaca, jefe del departamento de psiquiatría de la Fundación Jiménez Díaz.

Al intentar detallar un perfil, los datos reflejan que las mujeres lo intentan en más ocasiones, pero los hombres mueren en más ocasiones. Y las causas que llevan a tomar esta decisión son diversas debido a la complejidad de la conducta suicida, pero sí que hay determinados factores de riesgo. “Hay conductas psicológicas, ciertas enfermedades mentales, ciertos aprendizajes, acontecimientos adversos en la infancia y los abusos de sustancias. Es una conducta que se hereda en el 50%” añade Enrique.

Es un acontecimiento que deja huella en la familia de forma directa. El sentimiento de culpabilidad y la sensación de que podría haberse evitado, son pensamientos habituales en el entorno más cercano. Pero lo único que deben hacer es estar atentos a las señales de alarma para intentar identificar el problema antes de que no tenga remedio.

Algunos de los indicios más claros son la presencia de un deseo de muerte, el sentimiento de que su vida no merece la pena, los síntomas depresivos o las enfermedades crónicas que producen dolor. Pero también hay gestos más sutiles que pueden avisar de que algo no va bien. “Muchas personas que se han suicidado no habían tenido contacto con el sistema sanitario. Hay que tener cuidado cuando empiezan a decir que quieren poner las cosas en orden o se empeñan en hacer su testamento” afirma Enrique.

Y sobre todo estar pendientes de un posible cambio radical en la actitud de una persona con tendencias suicidas. Una mejoría notable en su estado de humor es algo típico en la fase final y ocurre cuando, después de una gran lucha interna, el afectado ya ha tomado una decisión definitiva. Lo más importante, para evitar una situación irremediable, es pedir ayuda a tiempo.

Desde la Fundación Jiménez Díaz han desarrollado el programa Código 100, un proyecto pionero en España que facilita una valoración urgente a todas aquellas personas que no requieren cuidados vitales avanzados y luego les proporcionan un seguimiento con terapia intensiva. Porque, recordemos, las tendencias suicidas no son conductas irremediables. con un buen diagnóstico y un tratamiento adaptado a las necesidades de cada persona, se puede reducir considerablemente la cifra de muertes por suicidio existente en la actualidad.

FUENTE: www.psiquiatria.com

Comentarios están cerrados.